Cómo reconocer a una buena dómina, por Tribuno

¿Qué se entiende por ser una buena Dómina? Es una cuestión compleja y que admitiría muchas respuestas; yo os voy a exponer simplemente mi visión particular de este tema.

Siendo yo switch y heterosexual y habiendo tenido en mi pasado experiencias con Amas, como sumiso, los párrafos siguientes los personalizo en el contraste que yo he hecho de las relaciones sumisos-Amas sin que ésto excluya razonamientos parecidos respecto a otras relaciones tal como la inversa (sumisas-Amos) o entre Doms y subs del mismo sexo.

Desde esa perspectiva sumisos-Amas, me atrevo a plantear unos requisitos que yo exigiría (mentalmente, claro) a toda aquella Dama que se presentase como supuesta ‘Dominante’, como paso previo a identificar en ella tales requisitos a través de sus indicadores de comportamiento:

Imagen de MenInPain
Imagen de MenInPain

Para mí, una buena Dómina es aquella que:

  • Posee una estabilidad psíquica a prueba de ‘tsunamis’ mentales de forma que su talante no se altere por nimiedades ni que le aparezcan complejos mentales de tipo alguno. Ésta es la cualidad fundamental en un Ama pues todo complejo mental no deja de ser una herida psíquica que acaba sangrando y haciendo sufrir a quienes la rodean al imaginarse cosas que no son o al magnificar cosas que tal no merecen. Si esta cualidad no adorna la inteligencia del Ama, nada de lo que sigue funcionará.
  • Tiene la capacidad de influir de forma dominante en las personas del mundo BDSM que la rodean y tales capacidades dominantes se le notan de forma evidente. En definitiva, que despida autoridad.
  • Es capaz de proyectar esas cualidades sobre todos aquellos que entran en el mundo BDSM desde una perspectiva de sumisión y, en particular y de manera directa, sobre aquellos sumisos que ella ha elegido.
  • Cuando decide proyectar su talento dominador o ‘poder’ sobre alguien, lo hace sola y exclusivamente por placer.
  • Disfruta en gran medida con sus acciones de proyección de poder.
  • Diseña una metodología educativa hacia su sumiso que sea progresiva en el tiempo y que le garantice que las enseñanzas aprendidas por este sumiso se sumen, se integren, perduren y actúen acumulativamente sobre la mente y el cuerpo del sumiso, educándole para el mañana. Dominar es el placer de hoy, educar es el placer del mañana.
  • Jamás busca hacer (ni hace) ningún tipo de daño serio a las personas que ella somete ni a terceras personas involucradas en el BDSM. En definitiva, debe ser responsable.
  • Salvaguardando este último principio, es capaz, en la búsqueda su propio placer dominante, de romper, franquear y violar, con tanta valentía como buen juicio, algunas de las reglas prohibitivas o restrictivas procedentes del mundo vainilla, aportando a su vez buena dosis de perversión y de sadismo. Por ejemplo, torturar a alguien en el mundo real es un crimen, torturar un Ama a su sumiso es el derecho de ella y soportarlo es la obligación de él, ¿o no?.
  • No confunde cualidades inherentes a la Dominación como la exigencia o la dureza hacia sus sometidos con deformaciones siempre indeseadas de la propia personalidad como es la mala educación, la descortesía, la tiranía o el despotismo.
  • No confunde sus derechos de posesión sobre sus sumisos como tales sumisos, con sus ‘no derechos’ sobre sus sumisos como personas. En otros términos más claros: la nómina del sumiso o sus bienes o su familia o sus intereses no deberán ser jamás objeto de dominación alguna por parte del Ama. En definitiva, el Ama debe tener un sentimiento ético hacia todo lo que significa el BDSM.
  • Entiende que el sumiso puede y debe entregarle su cuerpo y su mente pero no necesariamente su tiempo al 100% pues tal tiempo podría serle exigido también por la empresa en la que trabaja, por su familia (hijos, por ejemplo) o por otras servidumbres que la vida impone. En este punto, la inteligencia y tolerancia del Ama son fundamentales, debiendo conceder al sumiso cierta libertad de maniobra.
  • Presente un mínimo buen aspecto físico.
Imagen de MenInPain

Expuestos los requisitos deseables en toda buena Dómina, paso a analizar cómo puede un sumiso detectar tales requisitos en el Ama a través de sus indicadores de comportamiento:

  • En que su talante, su lenguaje, sus modales debieran ser autoritarios, francos, directos, un tanto agresivos, dialécticamente hablando, sin que esto último quiera decir que el Ama salte hacia el sumiso como una tigresa o que ella se ponga a gritarle a las primeras de cambio, sino más bien y sencillamente que sea ella quien lleve y conduzca el hilo de la conversación desde su firmeza, autoridad y serenidad; todo ello sin faltar jamás tal Ama a unas reglas mínimas de educación y cortesía pues, aunque algunos no lo entiendan, la Dominación y la grosería no deberían ir nunca de la mano. En este punto, recomiendo siempre como muy conveniente que el Ama exija el tratamiento de Vd desde el primer momento pues marca las distancias, señala el puesto de cada uno y educa al sumiso mucho antes de que una relación se inicie. El tratamiento de tú al Ama se presta al compadreo, rebaja la autoridad del Ama, podría crear una nebulosa mental en el sumiso y enviarle un mensaje equivocado. En definitiva, el sumiso debe notar que el Ama que le habla es un ser superior en el mundo BDSM.
  • En las ideas que el Ama tiene sobre el BDSM. En esas ideas, el Ama debería mostrar tendencia a proyectar su poder al sumiso a través de su control mental, de su autoridad, su perversión, su sadismo, su fetichismo, su exigencia, su acusado sentido de posesión y un largo etc de otras cualidades cuya intensidad iría en función de los parámetros en que se mueven la vida y circunstancia de ambos. Este conjunto de cualidades del Ama debería apoyarse en una mínima base de cierta valentía y determinación en cuanto a cómo ejercer la Dominación. ¿Alguien puede imaginar un Ama que dude a la hora de dar un corte a un sumiso atrevido o que tiemble a la hora de coger una fusta?. Este posible comportamiento sería un indicador de que uno debe salir corriendo y alejarse de ella.
  • En contrastar la capacidad dominante del Ama con su propia capacidad de sumisión y en ver la compatibilidad de ambas. Un Ama ‘light’ no podría controlar a un sumiso necesitado de ser explorado mental y físicamente intensamente y un sumiso que teme al dolor difícilmente soportaría el sadismo de un Ama dura e hija del Marqués de Sade. Uno y otro deben entender muy bien que esperar del contrario. Una observación: un sumiso que teme al dolor pero que tiene una gran vocación de servicio y obediencia es, en potencia, mil veces mejor que un sumiso masoquista que solo busca el dolor físico y desdeña la sumisión y la entrega. El primero será moldeable y educable, el segundo difícilmente lo será.
  • Las circunstancias personales de ambos y las ideas que el Ama tiene sobre el mundo real que nos rodea más allá de una relación BDSM. ¿Residen en la misma ciudad?, ¿en ciudades distintas?, ¿es preciso que uno u otra se traslade para compartir experiencias?, ¿está dispuesta el Ama a respetar la vida familiar del sumiso?, ¿exige, en cambio, que el sumiso rompa con su vida y familia actual?, ¿le pide trasladarse de forma definitiva?, ¿busca una relación estable?, ¿busca solo una pura relación BDSM sin más?. El sumiso deberá analizar bien todas estas ideas y circunstancias para ver si encajan con las suyas y con lo que él puede ofrecer. Es mucho mejor ser francos y sinceros y terminar, por una u otra parte, con un ‘no’ a tiempo que deje un buen recuerdo de mutuo respeto que un falso ‘sí’ que acarree sufrimientos y rencores futuros.
  • En el sentido de la responsabilidad del Ama, lo cual lleva algún tiempo averiguarlo y es por eso que expongo este punto después de los otros párrafos y no porque tenga menos prioridad. Éste es otro de los puntos más importantes para que el sumiso decida entregarse y que encaja en buena medida con lo que antes manifesté de la estabilidad psíquica del Ama. Expresado en otros términos, el sumiso debe sentirse seguro y solo se sentirá así si el Ama, independientemente de lo bien que conduzca las primeras conversaciones, es capaz de imbuir en la mente del sumiso la seguridad de que pase lo que pase, actúe como actúe ella, él, su sumiso, siempre estará seguro al 100% sencillamente porque ella es persona mentalmente sana y capaz de hacer aquello para lo que está capacitada cual es dominar.
  • En el aspecto del Ama. Este punto, sin que yo pretenda desdeñarlo, es quizás el menos importante. No conozco sumiso a quien no guste ver a un Ama atractiva vestida de cuero y con una fusta en la mano pero no nos engañemos; lo que vale de un Ama es su talento dominador y no su atractivo (que siempre es deseable). Un Ama menos atractiva y sin cuero pero con garra dominadora que es capaz, con una mirada o una simple bofetada, de controlar a su sumiso es siempre mucho más deseable (para mí) que una modelo bellísima que solo tiene de Ama su aspecto y su traje de cuero. Será suficiente que el Ama tenga físicamente un aspecto mínimamente presentable pero eso sí, que sea un Ama de las de verdad y no un ‘Ama clon’.

Respecto a si se debe confiar más o menos en Internet o si es preferible un contacto personal entre Ama y sumiso, creo que hay que ser flexible. Todo funciona si hay sinceridad y buena fe por ambas partes independientemente del medio de contacto utilizado y nada funcionará si se da lo contrario. En mi caso, la mayor parte de las veces me dieron resultado unos primeros contactos y conversaciones por internet y después un primer y decisivo encuentro personal. Bien conducidos unos y otros, lo que sobreviene suele funcionar por añadidura.

Bueno, hasta aquí mi exposición. Sirvan estas líneas como campo de debate a todos los que deseéis aportar más ideas. No he pretendido sentar dogma alguno sobre este tema sino simplemente exponer un modesto ensayo sobre como creo yo que debería reflexionar un sumiso para poder identificar a una buena Dómina antes de solicitar su favor.

Una aclaración, cuando aludo a los sumisos y a su perspectiva respecto a las Amas me refiero a aquellas personas que viven y practican la sumisión desde una posición de sinceridad, honestidad y coherencia y en absoluto pienso en aquellos otros que desprestigian la sumisión con su malhacer, con su caradura, con sus intenciones ocultas. Éstos últimos solo merecen rechazo y desprecio.

Espero que os haya gustado a todos y en particular a las Dóminas a quienes les expreso mi sentimiento de que nada de lo expuesto trata de ser pretencioso o irrespetuoso hacia ellas o hacia nadie.

Tribuno

This article has 44 Comments

      1. Un buen dom te sorprednde cada dia, cuando pensabas que el climax maximo de subordinacion hacia tu dom era lo ultimo que harias, eso no es asi accedes a sus peticiones porque quieres saber que pasara cual sera el juego como lo llevara acabo, y que podras sentir bajo su poder sobre ti, el buen dom se manifiesta tanto en mujeres como en hombres pero lo tengo claro que por excelencia una mujer es mas exitante por los artilugios y ropa impactante que existe de un maestro BDSM, es exitante ver o solo sentir a la dominante mujer BDSM en su esplendor, como experiencia propia aunque los papeles al pasar el tiempo se invierten quieres saber si es mutua la obediencia como pareja ya conformada, al contario cuando es diversion solo tomas tu rol en mi caso dominante

  1. Bien visto; para superar las sesiones aisladas: "Diseña una metodología educativa hacia su sumiso que sea progresiva en el tiempo y que le garantice que las enseñanzas aprendidas por este sumiso se sumen, se integren, perduren y actúen acumulativamente sobre la mente y el cuerpo del sumiso"

  2. En mi opinión, una seria y muy acertada reflexión sobre las relaciones bdsm, y cómo éstas han de ser enfocadas desde las DOS partes, y que creo que pueden ser extrapoladas también a relación Amo y sumisa, etc. Imagino que en su tototalidad estas ideas pueden ser casi imposibles, pero como ideal me parece muy conveniente tenerlas en cuenta.

  3. Fantástico análisis aunque superficial, y con claros rasgos de el desconocimiento de protocolo y educación recibidos. El Dominante, siempre va delante del sumiso y en mayúsculas, no por que se presuponga su DOMINIO, sino porque siempre lo demuestra. Y ojo, es la persona que mas te cuida como persona, mejor te trata y mas te protege. Y el sumiso/a, lo es al 100% 24 horas 7 días a la semana aunque no este junto a su Dominante. Sigue estudiando que aun te queda.

  4. Soy domina trans Misskronoss Domina Severa y no esta mal lo que aqui se comenta , pero donde esta la parte en la que el sumiso quiere entrar a saco en la vida de la domina , que pasa toda la responsabilidad cae en manos de la domina ??
    No olvidemos que como domina quien es la verdadera reyna de la fiesta es el sumiso , a quien mi mente ha de controlar , a quien mi mente ha de dominar , a quien mi mente tiene que saber que limiters trangredir y que es fantasia….. , pues no es facil satisfacer las necesidades de un sumiso cunado el concepto es que todo lo haga la domina .
    bajo este concepto se crea la idea de que la domina si antes haber hablado bien a fondo con el sumiso puede llegar a conocer susu limites y fantasias y fantasmas .
    es un concepto que esta bajo mi punto de vista muy etiquetado y mal construido , por que no puede aver una afecto en la relacion BDSM ?? se puede mantener la atitud y la humanidad al mismo tiempo , de echo es necesario .
    Se degrada el puesto de la domina por perder su nervio en una situacion de estres ??
    es avidente que en una sesion concertada , as de tener tu cabeza ok , si no anulala
    pero creo que ahy mucho que discutir y que quienes veis esto asi , teneis la mente muy cerrada para todo lo amplio que puede ser la dominacion dentro del mundo del BDSM
    claro que sentimos placer al dominar y desestresa muestra mente y cuerpo , pero al mismo tiempo mantiene una tension la preocupacion de el control de el caballo que se galopa ( el sumiso ) . y es la responsabilidad lo que genera la tension .
    cuando se habla como este texto comenta es cuando ya se ha adoctrinado al sumiso , no sesionado , que es cuando se acen las primeras tomas de contacto
    y sea como sea , bajo tributo es pagando

    1. Creo que lo mejor es decubrir cual es tu rol, conozco personas que mucho tiempo fueron dom y luego cambiaron por completo y hoy son sum por excelencia, creo que solo necesitamos saber que queremos y tenerlo claro, recalco en mi ultima relacion BDSM mi sumisa es realmente una ama pero ella desea ser sumisa por complacer a un instinto animal de los que tenemos claro nuestro rol, aunque tambien he llegado a pensar que soy mal sumiso porque termino dominando en algunas ocasiones bastante exitantes, creo que el juego y como se va desarrollando cobra una parte importante de este tipo de relaciones, en la actualidad yo me hice dom despues de ser sum en algunas relaciones sin amor sin sentido, pero gracias a estas pude aprender algunas tecnicas y juegos que nunca pense llegar a inventar.

  5. AY DIOS
    O sea que:
    si alguien es apocada pero luego le pone a mil dar caña en la cama, no es buena dominante
    si no le molan los rollos educativos y protocolo old school, no es una buena dominante
    si el trato que tiene con su sumisx no es de que éstx tenga que soportar toda la "tortura" que a ella le apetezca, ya no es verdaderamente una buena dominación
    Y SI NO ESTÁ BUENA NO ES BUENA DOMINANTE???? (menos mal que lo medioarreglas al final… pero vamos, que ya sólo mencionar que el "aspecto de dominante" sólo cabe que sea con cuero tacón y fusta…)

    Venga ya hombre
    Dejad de decirnos qué nos moja las bragas y cómo funcionan las relaciones bdsm… que son pactos de uno a uno. Sobre todo si este análisis "Guía para que las chicas encuentren al buen dominante" no se os ocurre hacerlo con tíos dominantes (en todo caso creo que se centraría en "mira a ver si presenta signos de ir a abusar de tu sumisión o de empezar una relación abusiva")

  6. Felicito a Tribuno por este extenso análisis, que intenta definir lo indefinible, pero es que los humanos somos así, necesitamos sistematizar para después poder reclamar cuando las cosas no son como esperábamos.

    En mi opinión volvemos de nuevo al estereotipo de Ama, o más bien a la despersonalización de la Mujer. ¿Quién es capaz de mantener esa estabilidad psíquica a prueba de tsunamis? Evidentemente alguien que no tenga vida, porque para bien o para mal, la vida nos trae momentos difíciles a todos, sin excepción, inclusives las Amas. Ahora bien, no debemos confundir sentido común e inteligencia con tener hielo en las venas.

    Igual que no hay que confundir autoridad con autoritarismo. Existen muchas formas de autoridad, que pueden provenir de la inteligencia, de los buenos actos, de la constancia y de la tenacidad, de la maestría, o del cariño. Hay muchas formas de hacerse obedecer, y no siempre se consigue mandando… a veces basta con convencer con el ejemplo.

    Por otra parte, me parece aspirar a cátedra el esperar que la Ama tenga un máster en psicopedagogía como para ser capaz de preparar y prever ese magnífico plan de desarrollo del sumiso… sobretodo cuando la mayoría de sumisos ya vienen más que desarrollados como personas y el pretender seguir un camino marcado es sólo eso: pretender.

    Me congratula leer los apartados en los que se reconoce la “humanidad” de los sumisos, que, como personas, tienen sus derechos, como el derecho a la vida privada, vida familiar, a ser independientes económicamente… me pregunto como encaja esa “humanidad” en la descripción que aquí se da de Ama. No hablemos de la variabilidad de aspectos físicos de las Amas, que parece que han de cumplir con unos mínimos para ser consideradas como tales… como la estatura mínima para entrar en algunos cuerpos de la Seguridad Nacional.

    Cuando hablo de la “humanidad” de las Amas me refiero a que nosotras también tenemos malos días, a que también necesitamos apoyo de vez en cuando, a que comemos de más o de menos, a que nos pasan los años, a que no siempre estamos de humor para el BDSM y eso no significa que seamos menos Dominantes, a que podemos temblar si es la primera vez que cogemos una fusta y nos preocupa usarla inadecuada y perjudicialmente, porque no nacemos enseñadas.

    Al final, lo que me parece entrever en este detallado análisis es el eterno sueño del sumiso: esa Mujer, de poder indiscutible y prevalente, de modos austeros y exigentes, sin más necesidad emocional que sentir su placer y su poder, que carga con toda la responsabilidad de llevar adelante la relación BDSM, una relación que no tiene tinte de humanidad salvo en cuanto a derechos de los sumisos se refiere, ya que las Amas no parece que tengamos familia, ni trabajos, ni obligaciones, más que la de estar ahí preparando el planning del desarrollo psico-bedesemero del sumiso y que todo esté preparado para la próxima sesión o encuentro.

    Sigo esperando un análisis realista que supere la fase onírica de la sumisión.

  7. Una Ama solo tiene que serlo, no parecerlo. El resto de mi opinión, aquí:
    http://amabuscasumisoverdadero.blogspot.com.es/2012/03/amas-verdaderas.html

  8. Lei el articulo por curiosidad… me intrigaba saber cuales son los requisitos indispensables para… para ser… en fin, que mas da eso, para ser lo que quieras ser… y la verdad, no me convencio en absoluto. Pero no es nada personal, es que a mi los manuales tipo“Como ser la perfecta ama de casa“ pueeees no se… no me van… soy asi ;P

  9. Buenas tardes.
    Cada Dom es un mundo, y cada sumis@ otro. Las pautas sólo crean inseguridad. Como no lo sientas ya te puedes aprender la enciclopedia britänica. Si no lo vives, nunca, pero nunca, lo sentirás.

  10. Eddy Hernández Si…cierto..yo hace años moldeé un escrito de la red…hoy en dia cambiaría conceptos pero en conjunto no está mal.

    El Dominante debe ser Severo y Tierno…Estricto y Sensible…Inteligente y Comprensivo…Integro y Leal…Honesto y Seguro de sí mismo…

    El Dominante debe de tener Autocontrol sobre sí mismo…no debe enfurecerse en medio de una sesión ni castigar mientras está enojado…si siente que pierde el control…debe terminar cuanto antes la sesión e intentar serenarse.
    Qué Dominante puede dominar a su sumis@ si es incapaz de dominarse a si mismo?.

    Un buen Dominate debe ser creativo ir avanzando junto con su sumis@ sesiòn tras sesiòn aportando esta tambien ideas….ir avanzando sin prisa pero sin pausa…observando el Dominante las reacciones de su sumis@.

    Tambièn debe ser humano ser capaz de reconocer errores sin por eso dejar de ser Dominante y amable para aceptar las disculpas de su sumis@.

    Es bueno que sea comprensivo…escuchar las necesidades de su sumis@ sus dudas y temores…hablar despues de cada sesiòn una vez finalizada.

    El Dominante trabaja y perfecciona sus técnicas de juego…sabe como usarlas y práctica con ellas frecuentemente…prueba los nuevos juguetes sobre si mismo antes de usarlos con su sumis@.

    El Dominante debe seguir la regla BDSM de seguridad…palabra clave consensuada entre Dominante y sumis@ y deberà ser respetada si se usa en la sesiòn… la cual se darà por finalizada.

    Debe conocer los riesgos de las tècnicas que realice y saber como evitarlos…adquirir siempre juguetes de calidad o manualmente hacerlos solo o junto a su sumis@ esto une lazos en la relaciòn.

    Un buen Dominante al igual que un buen sumis@ debe sentir su rol siempre de forma consensuada y con respeto.

    _nefer_

    1. toda la razon llevar a una persona a situaciones limites con fuerza con cariño con besos con latigazos requiere un dominio en esta arte antigua, creo que es vital el dominio y conocer los limites del sum ademas

  11. Bueno todo son opiniones válidas, pero de momento no hay un libro o ley que marque como debe ser una Dómina o Amo, todo es subjetivo, y el problema de las cosas subjetivas es que cambian de persona a persona.
    Lo que a un@ le parece grotesco a otro le parece el paraíso…seguimos?
    Así que no se puede generalizar, yo como Dominatrix profesional me encuentro de todo, desde gente que se está masturbando mientras le digo que es un guarro y que pare hasta gente que no quieren orgasmos, sólo humillación y tortura …y de varios niveles.
    Eso sí, el que me llama hablándome de “Hola tía! he visto tu anuncio, caliéntame un poco…” los mando a la mierda rápido!

    Así que cada casa es un mundo.

  12. Casi de acuerdo con todos los puntos a excepción del último: Presente un mínimo buen aspecto físico.
    Qué es un buen aspecto físico? ser flacas?, tener cuerpo de pera? Parecer modelos de revista? Generalizar nunca es bueno.

  13. Tribuno, veo que eres un sumiso respetable.
    Yo soy una chica vainilla, que he por motivos de suspicacia descubierto el mundo BDSM de la persona que amo.
    Ante el torbellino de cosas que jamás pense que se hacian pero con mente muy abierta busque en internet y probe cosas con el, pensanso que lo estaba haciendo bien. El siguió buscando cosas por internet y entre sus amas figura su ex pareja. Me siento herida traicionada y frustrada. Lo acepto con sus gustos y tengo disposición de ser el ama que necesita. Pero no entiendo esto. Un sumiso no puede compartir sus gustos con quien ama? la mayoria de los sumisos engañan a sus familias por esto? acaso no es mas placentero ser el sumiso en la cama de la persona que amas y compartir incluso amor después de eso? explicame que debo hacer como chica vainilla desesperada, enamorada y dispuesta con alguien que dice que me ama y que soy el amor de su vida pero que me ha estado engañando todo este tiempo y que incluso se averguenza y no me permite del todo que yo adquiera ciertos roles.
    Ahora el dice que va a intentar cambiar sus obscesiones,.. lo cual no creo posible porque son gustos que tiene de niño y ha permitido que diversas mujeres algunas que me parecen incluso aprovechadas y peligrosas porque le hayan sacado el dinero que es de los dos. Ayudame desde un punto de vista lo más objetivo que puedas. Siento mucho si alguien se ofende pero estoy hablando desde el amor más sincero que haya podido sentir jamás

  14. No pretendo ser grosera, pero creo que un buen sumiso jamás debe permitirse reflexionar sobre cómo debe ser una buena ama. La tarea del sumiso es aprender de su ama y venerarla, independientemente de que a la ama le apetezca hacer de mujer dura o llorar, o le apetezca ponerse vestida de cuero o de niña de los bosques. Un sumiso no pone las reglas, ni siquiera “ideológicas” y sutiles. Una mujer dominante no quiere que el sumiso esté analizando si ella es una buena o mala dómina, él no inventa la escala de valores, es ella quien decide sobre eso. Ella quiere sentir el poder absoluto que se siente cuando la otra persona está dispuesta (realmente) a obedecer, incluso aunque tenga que renunciar a su tiempo y a su vida. Seguramente la ama no llegará tan lejos, pero el sumiso solo tiene que dejarse llevar. Ella guía y el bienestar de él está en las manos de ella. Ese poder tan grande propociona placer y enriquece la vida sexual, porque la mujer no tendrá las limitaciones de la cultura, que nos dicen lo que una buena mujer debe ser y hacer.

    Y si un día ella se muestra vulnerable, el sumiso sabrá atender las necesidades del ama y se sentirá emocionado por el honor de acompañarla en todas sus facetas. Un sumiso puede sugerir con delicadeza cómo le gustaría que fuese alguna práctica sexual, pero sin ser pesado, él no ordena. El sumiso tiene que mostrar profunda disposición a abrirse a nuevas maneras de entender la sexualidad. Ella le guiará hacia donde quiera, sea sexo vainilla, sea ser penetrado por otros hombres, sea dejar de tener sexo para siempre. Un buen sumiso se abre a descubrir todo lo que esa fascinante mujer puede enseñar. y no rechista El sumiso tiene que estar dispuesto a poner su vida del revés si quiere que su ama pueda ejercer de auténtica dómina.

    Yo estuve con un sumiso y eso me transformó. Después de eso prefiero salir con mujeres. Los hombres no saben obedecer, porque siempre creen que tienen el derecho a decidir cómo tiene que comportarse la mujer para ser genial y cuando se ponen abajo en la cama o dejan que les pegues o que les penetres, en realidad quieren tener el control en todo momento, pidiendo “haz esto, porfa”, o con sus gestos de impaciencia para que hagas lo que esperan que hagas. No saben rendirse, abrirse.

  15. Entiendo el artículo y por donde van los tiros, sin embargo hay un par de clausulas que yo no suscribiría.
    “Tiene la capacidad de influir de forma dominante en las personas del mundo BDSM que la rodean y tales capacidades dominantes se le notan de forma evidente. En definitiva, que despida autoridad.”.- creo que he conocido dominantes con todo tipo de personalidades, y muy buenos dominantes que “despiden” esa autoridad cuando lo deciden, no necesariamente entre personas del mundo BDSM que no son sus sumisos.

    Es capaz de proyectar esas cualidades sobre todos aquellos que entran en el mundo BDSM desde una perspectiva de sumisión y, en particular y de manera directa, sobre aquellos sumisos que ella ha elegido.- de nuevo lo mismo. No veo que sea necesario proyectar dominancia sobre todo el que te rodea, ni siquiera en el mundo BDSM. Y conozco suficientes Amas con personalidades distintas como para que esta premisa no tenga porqué cumplirse en una buena dominante.

    Pero por supuesto, cada uno tiene sus gustos.
    Un saludo

  16. Hola, mi respeto y admiración para cada uno de ustedes.
    Deseo arriesgarme a vivir mi vida y la de un hombre que quiere darme el chance.
    No tengo experiencia alguna sobre estos temas, sin embargo él me pide que haga ciertas cosas de las que no tengo la menor idea ni experiencia, me pide que le de placer dándole un poco de dolor, me pide que lo golpee, que lo humille, que sea vulgar. Me pide que por favor lo haga, que todo esto lo excita mucho, que no me avergüence de hacerlo y que pierda el temor. Supongo que hay algo de sumisión de su parte y espera que yo sea la Domina. Le he dejado claro que no disfruto el hecho de experimentar dolor en mi cuerpo y que siempre y cuando el dolor que pide sentir no atente contra su integridad estoy dispuesta a imponérselo como me lo ha manifestado. Todo esto es un nuevo mundo del que desconozco pero del que estoy convencida quiero saber más, hablar del tema con él me excita y veo que es otra forma de vivir el sexo fuera de la convencional que me inculcaron en la escuela y la familia.
    Esto no es como ir a la biblioteca a buscar un libro y tomar las instrucciones para seguirlas paso a paso. De lo que ustedes hablan aquí es todo un arte y para algunos será un estilo de vida, me siento cautivada por el tema y realmente deseo contar con alguien que desee hacer aportes desde sus propias experiencias, realmente quiero iniciarme en este mundo totalmente nuevo para mí.

    Gracias

  17. Soy mujer hetero y me gusta el rol dominante, aunque no lo proyecte porque trato a la gente con educación y respeto; sin embargo una característica de mi personalidad es que cuando creo tener la razón me impongo de forma decidida y sutil a la vez, logrando el objetivo de convencer a la gente de hacer lo que creo se debería hacer, que obviamente jamás será algo que ocasione un daño a nivel psicológico o físico, sino pautas para hacer mejor las cosas, por ejemplo, de acuerdo a mi experiencia.

    De más está decir que me gustan los hombres que se dejen guiar, a quienes les guste recibir órdenes, que disfruten en una posición de sumisos, que confíen y sean confiables, sensibles, educados, pero que a la vez sepan claramente lo que quieren de la vida. Un hombre así siempre sabrá como complacer a una mujer. En resumen que sea una persona bien plantada, que es el concepto que tengo de una persona en el rol de sumiso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code